Reseña – Princess Tutu

en

Para poder ser espectador de una obra de arte tienes que sentarte, guardar silencio y esperar que se abra el telón, sentir el palpitar de tu corazón mientras cada linea de dialogo te cuenta la historia, mientras cada paso de danza te muestre el camino a seguir, donde cada momento es un segundo de magia que va llenando tu ser, llegando hasta tu alma para hacerla parte de lo relatado… Este es el caso de Princess Tutu, un anime que nos mete de lleno a una tragedia que gira en torno al amor y una maldición, usando el reservado mundo del ballet para embellecer su universo, donde nos mimetizaremos con los personajes y seremos testigos de una historia que parecía ya escrita para presenciar una lucha entre el destino y la voluntad.

La historia nos pone en un pueblo perteneciente a un cuento llamado “El Príncipe y el Cuervo”, su autor, Drosselmeyer, murió antes de poder darle un final, en este cuento se habla sobre una lucha que duró mucho tiempo, culpa de ello, el príncipe decidió sacrificar su corazón para sellar el poder del cuervo y así evitar que escapara, solo hay una persona que podrá devolver los fragmentos del corazón del príncipe y esta es Princess Tutu, una chica mágica que por medio de la danza tendrá que enfrentar su destino, ya que en realidad ella es un pequeño patito.

Lo más probable es que al ver la portada de Princess Tutu quieras dejarla pasar por alto, más aún sabiendo que el estudio no es de los mas reconocidos del medio y contando solo con co-producciones y animes muy discretos o no tan conocidos, sumándole a esto lo poco llamativo que puede sonar el uso del ballet como un elemento en la historia, pues es fácil equivocarnos con Princess Tutu y mirarla con nulas expectativas, para luego darnos cuenta que estamos presenciando uno de los animes mas bellos que existen y también lo que vendría a ser la mejor deconstrucción del genero “Mahou Shoujo”, pues Princess Tutu inicia como cualquier anime de chicas mágicas, con el correr de los capítulos vamos a ver como los giros argumentales se van volviendo más oscuros, sin perder la entonación del universo planteando, ya que se justifican en el ambiente de fantasía que se vive en la serie, sin darnos la sensación de que simplemente aparecieron por antojo del creador, Princess Tutu es mucho más sutil, sin necesidad de llegar a lo burdo y fácil que es colocar un factor impacto, o niñas matándose entre sí solo para generar el morbo del espectador. Tal y como ocurren en muchos cuentos de hadas, el tono oscuro de la serie se va incluyendo de manera orgánica, para ir generando su ambiente, esto se refuerza por medio de los pequeños relatos previos al precioso opening de la serie (Morning Grace), que van tomando un paralelismo con la historia relatada, de igual manera con el uso de nuestra protagonista y su afición al ballet, sus estados de ánimo y las dudas que abordan su cabeza.

A esto debemos sumarle un soundtrack excelente, la cual en su mayoría esta compuesta en base a piezas musicales de Tchaikovski, un compositor ruso del periodo del romanticismo, la cual se emplea de una manera maravillosa logrando situaciones envolventes.

Si bien el diseño infantil y minimalista es uno de las tantas trabas y dudas que se pueden tener para no prestarle atención a la serie, esto es justificado para darle un toque de distinción al hermoso mundo del ballet, pues cada escena que veamos se sentirá como si presenciáramos una obra en un teatro de renombre, con la iluminación precisa y detalles que enriquecen lo visual, acompañado de buenas interpretaciones y buen planteamiento de personajes, dándoles una personalidad única con motivaciones y objetivos claros, que hacen brillar a cada uno de manera individual.

El anime esta dividido en dos actos de igual extensión, el Capitulo del Huevo y del Polluelo, en cada episodio veremos referencias a piezas clásicas usadas en el ballet profesional, lo cual es un bonito detalle. Llegando a un final bastante trágico y muy de acuerdo a lo relatado durante el desarrollo, sin necesidad de usar elementos vulgares o valiéndose del fatalismo para pretender profundidad, ya que mientras veía la obra, podía leer algunos comentarios de usuarios, diciendo que el final no es tan bueno, cabe aclarar que estamos hablando de una tragedia, muy bien planteada y ejecutada, Princess Tutu rompe todos los métodos ordinarios de concepción del genero de fantasía, dándole un peso creíble a su premisa, estamos hablando de una maldición, del destino y la voluntad de los personajes, y por como desarrolla la historia el final es preciso y 100% justificado.

De por si Princess Tutu tiene un ritmo pausado, pero lo avala con su buen uso de todo el tiempo que se toma para plantear a sus personajes y hacerlos crecer, ya que los personajes mutan por cuestiones verosímiles y se explora los sentimientos de cada uno, aunque a primera impresión parece algo sin peso para el desarrollo, poco a poco veremos como van tomando sentido al unir los cabos, contándote cada situación de manera natural y dándole intensidad cuando es necesario, para luego bajar la tensión un poco y generar un balance en el espectador.

Finalmente Princess Tutu es un anime poco conocido y lamentablemente no tendrá el debido reconocimiento de muchos, pues como mencione anteriormente no es que tenga detrás suyo un estudio de nombre rimbombante ni un director súper conocido, pero sin dudas es mucho mas artístico que otras obras del medio, es de esos casos en que títulos de verdadero calibre y admiración se pierden por culpa del poco interés de la comunidad de explorar, llevándose por lo farandulero y cliché, quizás siendo su único punto el contra el reciclaje de ciertas escenas pero que se puede entender dada la discreción del estudio.

Calificación:  9.5/10

Se despide su fiel servidor C-Plus.

Nota final: Recomiendo a ojos cerrados esta obra, es el mejor Mahou Shoujo y deconstrucción del mismo que podrán ver y lo disfrutarán al 100%.

Deja tu comentario