RESEÑAS MANGA: Hotel

El comic que hoy reseño podría ser un Manhwa (cómic coreano) porque el autor es surcoreano, pero… NO.
Boichi aunque debutó en 1993 como artista Manhwa; en 2004 se mudó a Japón y comenzó a realizar obras al estilo Manga. Es decir, con el sentido de lectura invertido (de derecha a izquierda), ya que en Corea al igual que nosotros, leen de izquierda a derecha y esto prácticamente es lo único que diferencia a ambos estilos.

Este One-shot reúne cinco historias cortas y, salvo la primera, todas están precedidas por un entreacto con una mini-historia de dos páginas. Estas historias no tienen relación narrativamente hablando, pero si espiritual, ya que todas discurren en un futuro distópico que refleja la decadencia a la que puede llegar el ser humano.

A continuación y en orden de preferencia, os contaré brevemente mis impresiones:

“Todo fue por los atunes”: para mí es la mejor de todas. Trasmite de forma magistral un mensaje profundamente ecologista, muy crudo y crítico con el ser humano, empleando un humor muy bien tratado. Nos sitúa en un futuro en el que los atunes se extinguieron y un científico está obsesionado con ellos, ya que de pequeño su padre vendió su coche para que él se pudiera comer el último atún. Por lo que en su afán de recuperar la especie, salva sin querer y reiteradamente el planeta, aunque él solo busca que el mar vuelva a estar repleto de atunes.

“Hotel”: la historia que da título al tomo, también me ha gustado bastante. El hotel es una torre regentada por un programa de inteligencia artificial, el cual intentará salvaguarda el ADN de todos los seres vivos, ya que a causa del calentamiento global, la temperatura del planeta sube progresivamente hasta que en el año 2250 se alcanzan los 100ºC, los mares se evaporan y toda vida orgánica desaparece. Boichi se recrea en los paisajes, irónicamente bellos paisajes postapocalípticos, y por ello a nivel artístico me parece un tanto superior a “Todo fue por los atunes”. Sin embargo, la historia me parece bastante más usual, aunque el protagonista introduce un punto de vista diferente.

“Diadem”: esta historia es la más corta y creo que la podía haber explotado más, ya que la trama es casi inexistente. Sin embargo, la sitúo en tercera posición por lo genial que es artísticamente. Aunque solo son 14 páginas, es ¡una historia manga a todo color! Algo muy inusual en este ámbito, pero no tanto en el Manhwa y todavía menos en el Manhua (cómic chino).

“Present”: un drama sobre una alumna que se enamora de su profesor, se casan y años después ella cae enferma. Me sorprendió el giro final, pero aun así no me ha gustado en demasía.

“Stephanos”: una adolescente tiene una relación con un hombre casado, se queda embarazada y él quiere que aborte. Esta historia vuelve a tener un giro final, pero aquí en vez de sorprendente, es extraño y no me ha gusta nada.

Las mini-historias de los entre actos son: “Lot”, “Migrañas”, “La tropa sushi” y “Kenji, el rey de los inventos”, estas son de un estilo mucho más desenfado, cómico y no tienen ningún sentido. Salvo “Kenji, el rey de los inventos” que si me ha parecido interesante y curiosa, el resto son nefastas.

Por último, añadir que el artista surcoreano tiene un estilo rompedor, realista y de mucho detalle, tanto en los fondos como en los personajes. Pero hace algo que no me gusta mucho, los sombreados los realiza mediante rayado y este método ensucia mucho el dibujo. Además lo emplea exageradamente en las caras de los personajes masculinos, remarcándoles mucho las arrugas.

 

Calificación:

  • GUIÓN             6,50
  • DIBUJO           8,50
  • SeinenNota media          7,50

P.D. Tiende a idealizar a los personajes, sobre todo a las chicas, con las cuales hace un poco de fanservice.

¿Estás de acuerdo con mi opinión? Deja la tuya en su ficha técnica.

Deja tu comentario