Cortometraje Anime:: Blade Runner: Black Out 2022

Este mes se estrenó la bellísima: “Blade Runner 2049”; ya he ido al cine a verla y tengo la intención de volveré a ir, me ha parecido una experiencia audiovisual brutal, una obra maestra que en mi opinión iguala e incluso supera en muchos aspectos al film original. Pero no vengo a hablar de esta película, sino de uno de los tres cortometrajes que han lanzado antes del estreno como aperitivo (interesante forma de promocionar la película); estos escenifican algunos de los acontecimientos más importantes que tuvieron lugar en el periodo de 30 años que transcurre entre la película realizada en 1982 y su secuela.

Dos de los tres cortos son en imagen de acción real, duran en torno a los 5 min y los dirigió Luke Scott (hijo de Ridley Scott): 2036: Nexus Dawn y 2048: Nowhere to Run. Además, los mismos que firman el libreto del film de Denis Villeneuve (Hampton Fancher y Michael Green), también guionizaron estos cortos; Hampton Fancher co-escribió el guion de la película original.

“Blade Runner” es una de las películas más influyentes de la historia del séptimo arte; su trama desarrolla la idea de que en un futuro crearemos androides (replicantes) esclavos idénticos a los humanos externa e internamente (pero con cualidades sobre humanas) y que estos humanos sintéticos, en una sociedad deshumanizada por falta de valores y ética, serán más humanos que los humanos.

Como mencione hace unos meses en un artículo, muchas películas realizadas en Hollywood beben de la cultura japonesa. En el caso de esta película de culto, la estética y ambientación con la que Ridley Scott vistió a Los Ángeles del 2019, nos hace pensar en un sucio, lúgubre y a la vez colorido (iluminado por neones) Tokio futurista; hecho que creo, ha propiciado la realización de un cortometraje anime como tributo a la cultura nipona. Además, la estética Cyberpunk empleada en la película, también ha influido en muchos animes (ejemplo: Ergo Proxy).

“Blade Runner: Black Out 2022” es el plato fuerte de los tres cortometrajes promocionales; un corto anime que dura el triple de tiempo que los mencionados anteriormente (15’ 14’’) y que ha sido realizado por el conocido director de animación japonesa: Shinichiro Watanabe (del que ya os hable en mi Top 3 directores de series anime y cuando reseñé la serie “Samurai Champloo); quien ya había colaborado con Hollywood al realizar dos de los cortometrajes que conforman “Animatrix”.

El acontecimiento que nos narra Watanabe en el anime, es de una gran relevancia en este futuro distopico, ya que explora los hechos acaecidos en el año 2022 (tres años después de lo narrado en el film original). Cuando Tyrell corp. creo los Nexus serie 8 con una esperanza de vida indeterminada, surgieron movimientos de supremacía humana, que utilizando la base de datos de los replicantes los localizaban y mataban; pero los replicantes contraatacaran y le plantaran un duro golpe a la humanidad. Como Iggy le dice a Trixie (los dos protagonistas del corto): “Puede que vivamos más que un Nexus anterior, pero vida no significa vivir. Quiero vivir, por eso luchamos”.

Bajo estas líneas podréis ver el cortometraje completo, publicado por Sony Pictures España en su canal de YouTube:

Ahora que ya habréis visto el corto (o al menos eso espero jejeje) os diré que: me ha gustado mucho, su animación es (como no podría ser de otra manera) de una gran calidad, y además, nos narra un momento sumamente importante en la historia de este distopico futuro. Aunque, puede que por su condición de trabajo por encargo, Watanabe no despliega todo su potencial, mayormente se limita a trasladar (eso sí, con sobresaliente) la estética característica y los escenarios de la obra original al anime; me hubiera gustado que arriesgara más, que ampliara más el aspecto estético de este mundo ficticio y no se limitara solo a hacer algo diferente en dos momentos concretos:

  1. Nada más comenzar el cortometraje, nos muestra mediante una grabación amateur, con efecto de cámara no estabilizada, con mucho ruido de imagen y en B/N, las revueltas de supremacía humana atacando a los replicantes. Esta parte me gusta mucho por su contraste, da la sensación de ser un video antiguo, pero sus fondos con grandes edificios, son de una sociedad futurista.
  2. Cuando Iggy recuerda los campos de Callampa, Watanabe emplea una técnica de animación extremadamente dinámica, a la par que fea, sucia, abocetada y deformada por las explosiones, el calor y la arena (la lucha transcurre en un paneta desértico), todo ello con el fin de transmitir al espectador el frenesí y el agobio que se siente al estar en un campo de batalla. Para mi esta es la mejor escena del cortometraje.

Este cortó por encima de todo es un hilo conductor, un nexo de unión entre ambas películas y cumple con creces su cometido. Las referencias a la obra de Ridley Scott son constantes (tan solo han pasado tres años), destacando dos: el cameo del misterioso policía blade runner Gaff (cuya voz es la del mismo actor, Edward James Olmos) y esa magnífica, poética e icónica escena de la paloma blanca, que nos hace recordar a Roy Batty; pero también hace alguna referencia a la obra de Villeneuve: nos muestran una imagen del replicante desertor interpretado por Dave Bautista y el número de identificación que los nuevos Nexus tienen grabado en el ojo derecho.

También he de mencionar otra referencia que hace el corto a una película ajena a su universo: los cascos que portan los guardias del edificio que los protagonistas vuelan por los aires, ¿no os recuerdan a los utilizados por los rebel trooper en Star Wars?

Por último, deciros que el cortometraje me ha dejado con ganas de más, me gustaría ver lo sucedido tras la destrucción de todos los centros de datos y el gran apagón que produjeron al detonar un Impulso Electromagnético sobre Los Ángeles. En una sociedad tecnológicamente tan avanzada, creo que provoco una catástrofe de proporciones bíblicas y me hubiera gustado ver algo más que las luces de la ciudad apagándose y los aerodeslizadores cayendo.

P.D. “Blade Runner” se basa en la novela corta de Philip K. Dick: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Plural: 3 Comentarios Añadir valoración

  1. andrea dice:

    Yo creo que el cortometraje esta muy bien hecho y sobretodo refleja lo que tu dices sobre el mundo manga

    1. Varín dice:

      Gracias por comentar Andrea 🙂
      Yo también creo que esta muy bien, pero opino que el director podía hacerlo mejor jejeje
      A que te refieres del mundo manga?

  2. Lecye dice:

    Muy buen análisis Varín. De hecho, a mí también me dejó con ganas de más, sería interesante ver una sociedad colapsada por el apagón y al mismo tiempo amenazada por la insurrección creciente de los replicantes, quizás en este tipo de formato iría bien.
    Watanabe exprime maravillosamente los recursos y sobre todo el tiempo que le han dado para desarrollar la historia (¡Hasta hace que una escena de acción del más puro estilo Ghost in the Shell combine perfectamente con el mundo de Blade Runner! Siendo que es un recurso que las películas deciden dejar mayoritariamente de lado). Por otra parte, esto tampoco hace que abandone el trasfondo filosófico que guarda tanto la trama de la película de Ridley Scott como la de Villeneuve, al contrario, logra un balance entre su narrativa y la herencia de estos dos grandes directores, haciendo que un diálogo entre personajes sin trasfondo cobre vital importancia para el espectador al saber que son replicantes, al observar lo que sienten. Personalmente pienso que toda la reflexión que se halla detrás del “vida no significa vivir”, dentro de un contexto mucho más amplio que el del corto, consigue que comprendas mejor a los replicantes, y aun dentro del mismo metraje les otorga esa complejidad, que por obvias razones, es imposible de conseguir en tan poco tiempo.
    Un saludo 😀

Deja tu comentario