RESEÑAS ANIME: DEVILMAN crybaby

“DEVILMAN crybaby” es una serie que consta de 10 frenéticos, grotescos y a la vez maravillosos capítulos. Se aleja de los convencionalismos formales del Anime / Manga (como todo lo que hace Masaaki Yuasa; por ello está en mi top 3) aunque adapte un Cómic clásico, como es: “Devilman” de Gō Nagai; y según dicen (yo no lo he comprobado): de forma más fiel que la anterior adaptación realizada en 1972, el mismo año en que se publicó la obra original.

Todo comienza cuando: Ryo, un amigo de la infancia de Akira Fudo, vuelve del extranjero y arrastra a nuestro protagonista a Sabbath: una fiesta de moda entre los niños ricos en la que se drogan y tienen sexo grupal. Pero estos dos no van, por lo antes mencionado, ellos buscan pruebas que demuestren la existencia de los demonios. Por ello, una vez en la fiesta, a ritmo de techno, el impasivo y calculador Ryo, comienza a rajar a personas con una botella quebrada; para de este modo invocarlos y que posean a las personas que están en esta bacanal, mientras el lo graba con su cámara.

En contra posición a Ryo: Akira es un chico de buen corazón, ingenuo y llorica (crybaby; aunque no llora por él, sino por empatía), es por ello que cuando comienza la verdadera locura en Sabbath y él también se transforma en demonio, no mutila, destroza ni se come a personas (como sí hacen los demás), sino que lucha contra estos seres. Aunque Amon, el demonio que lo posee, es uno de los más poderosos, consigue doblegarlo, obtener su poder y seguir siendo humano: DEVILMAN.

Gráficamente tiene un estilo << raro >>, algunos pueden llegar a denominarlo: << feo >>, ya que generalmente el dibujo considerado bello es el realista y el de Yuasa para nada lo es. Su diseño estilizado y extremadamente dinámico, también es: bidimensional, al usar colores planos (generalmente de gama media) no da volumen a los personajes y objetos; por el contrario, suele utilizar perspectivas extremadamente forzadas / aberrantes, que deforman los elementos y los convierte en irreales al no guardar proporciones canónicas.

En este Anime escucharemos mucho techno; cuando surgió la música electrónica, ésta se limitaba a imitar instrumentos musicales ya existentes, pero no tenía sentido hacer solo eso, ya que podían crear nuevos sonidos imposibles de generar físicamente. Mediante este paralelismos, espero que comprendáis mi punto de vista: personalmente me fascina el arte plástico que explora lo onírico o lo psicodelico. En mi opinión, es este tipo de dibujo expresionísta el que consigue exprimir todo el jugo a las infinitas posibilidades que ofrece el grafísmo; el realismo tiene su mérito, pero para ello ya están los Live-Actions

En cambio, tristemente, la trama si creo que retrata fielmente al ser humano: lo egoístas y perversos que podemos llegar a ser; sobretodo cuando impera el miedo, la histeria colectiva aflora nuestro lado más oscuro y  somos mucho peores que los mismísimos demonios (muchas veces, creyéndonos mejores que estos). Depredadores y borregos por igual. Un tema filosófico y psicológico que nos puede hacer reflexionar hasta que nos explote la cabeza.

Calificación:

  • ANIMACIÓN             9,50
  • GUION                        9,50
  • serieNota media          9,50

P.D. Como curiosidad, decir que en este Anime retransmiten por TV la anterior adaptación y de está es que Akira toma el nombre de Devilman para designar a aquellos, que como él, consiguen resistirse a la voluntad del demonio.

¿Estás de acuerdo con mi opinión? Deja la tuya en su ficha técnica.

Deja tu comentario