Tomo por tomo: Gunnm #1

Diciembre nos recibió con los brazos abiertos. Y no, no es por Navidad.

Entonces ¿Por qué?

Por un lado Lecye publicó dos artículos en un mes (¡wow!) y por otro Ivrea comenzó a editar el aclamado manga de ciencia ficción “Gunnm: Battle Angel Alita”, lo cual festejé con ganas.

Debo decirlo, no soy un gran lector de manga físico (que no sea scan, vamos), y como tal, me estoy iniciando de a poquito en esto de coleccionar tomos importados/nacionales o comprar unitarios azarosos con varias historias por puro interés (En mi repisa desfilan tramas sueltas que van desde la paranoia de Satoshi Kon y la fantasía de Yuki Urushibara hasta el eroguro de Suehiro Maruo o Shintaro Kago)

A lo que voy con esto es que es nuevo para mí lo de leer una serie a medida que una editorial la va publicando (tampoco es que en Argentina, donde vivo, haya un mercado editorial de manga súper amplio y lo que hay es medianamente masivo y sin mucha variedad, es decir, no hay un Milky Way Ediciones o un Tomodomo, por eso es muy valioso que tomen riesgos y saquen obras de esta índole)

En definitiva, mi idea es mensualmente ir comentando por aquí los 9 tomos que componen Gunnm. Nunca hice esto, pero tengo fe en que puede quedar algo interesante. Aclarar desde ya que todas estas reseñas estarán salpicadas de spoilers, y por ende que el que avisa no traiciona.

¡Vamos allá!

Sinopsis

El manga comienza en el siglo XXVI, en una Tierra devastada que prácticamente sirve de basurero para la gente de Salem, una ciudad flotante donde los privilegiados emigraron, y narra la historia de Gally, una cyborg (o más bien su cabeza) que aparece en un desarmadero sin memoria hasta que la reconstruye Ido, un científico idealista pero pragmático que le da un nuevo cuerpo. A Gally se le complica un poco su nueva vida cuando descubre que Ido es un cazarrecompenzas, tal es así que decide volverse uno ella también, ya que -aún amnésica- mantiene intactos sus reflejos y memoria muscular y es una desaforada luchadora. Al tiempo que hace amigos y enemigos, que querrán llevarla a la ciudad del cielo o descuartizarla según el caso, Gally va descubriendo cómo funciona el mundo y cuál será su lugar en el mismo… o en otro. 

Personajes

  • Gally: Una cyborg sin memoria, que es encontrada por un científico de nombre Ido. Decidida y autosuficiente, sus orígenes seguramente serán el punto de partida para complejizar su estatus como protagonista y profundizar su evolución ante la adversidad en un mundo donde todo parece oxidado y añejo.
  • Ido: Un científico, que en un principio busca la pureza en la constitución del cuerpo de Gally, pero que después acepta que en su verdadero ser ella es una guerrera.
  • Makaku: Un monstruo adicto a la endorfina, que vive asesinando gente para devorar sus cerebros

Catarsis rápida

Gunnm se nos presenta como una historia sólida, que va a lo concreto. Rehuyendo a la vasta necesidad de magnificar su mundo nos lo muestra con naturalidad, mediante el accionar de los personajes y sus consiguientes vínculos e interacciones, sin llenarnos de miles de datos técnicos de golpe. Cada viñeta se usa magistralmente para humanizar las aspiraciones del autor y expande su visión en esa gran representación del dualismo simple-complejo que tienen las emociones dentro de cada ser humano, y en este caso cyborg.

Si en mangas como Ghost in the Shell se utiliza la idea del cuerpo y el alma con un abordaje metafísico, aquí creo que se encara de otro modo. No está claro aún que rumbo tomará la historia en cuanto a plantar reflexiones, pero como principal diferencia puedo denotar que se resalta el valor del cuerpo, cosa que la obra antes mencionada relativiza, pero también se hace énfasis en los recuerdos y como estos, junto a nuestras decisiones y sobre todo nuestro cuerpo físico, amplifican el “yo”, el concepto de identidad propia.

Los personajes se esmeran en catalizar la importancia del cuerpo que poseen. Por ejemplo, Ido no quiere cambiar su cuerpo humano por el de un cyborg ya que prefiere ser mortal antes que “tener que vivir por toda la eternidad buscando repuestos para repararse”. Gally, por su parte, instintivamente sabe moverse para pelear y al volverse cazarrecompensas precisa de un cuerpo apto para luchar, que es lo que ella desea hacer (aunque yo creo que ese deseo está ligado al hecho de que al ser creada tuvo un cuerpo-arma que a posteriori perdió pero del que aún guarda esas experiencias que formaron su personalidad, podría decirse que de cierto modo extraña ese cuerpo inicial, su “verdadero cuerpo”, aquel que formó “su verdadera yo”)

Todo este desvarío no es gratuito, lo juro. Es Makaku (sí, el tipo que comía cerebros) quien cita a Nietzsche diciendo: “La mente es un juguete del cuerpo”. Al principio la frase me pareció fuera de contexto, pero basta con analizar las posturas de los personajes que mencioné anteriormente para clarificar lo que el mangaka buscó transmitir.

De los despreciadores del cuerpo

Instrumentos y juguetes son el sentido y el espíritu: tras ellos se
encuentra todavía el si-mismo. El sí-mismo busca también con los ojos
de los sentidos, escucha también con los oídos del espíritu.
[…] Detrás de tus pensamientos y sentimientos, hermano mío, se encuentra
un soberano poderoso, un sabio desconocido – llamase sí-mismo. En tu
cuerpo habita, es tu cuerpo.

Así habló Zaratustra”
Friedrich Nietzsche

Quitando de lado lo metafórico, Nietzsche busca derribar la idea del más allá porque cree que pensar la vida desde la trascendencia del alma es pensarla desde la inexistencia, es “despreciar el cuerpo”, la vida terrenal, aquella donde se encuentra la verdad. Claro que su crítica apunta más que nada al “bien y el mal”, a “la moral y la salvación del alma al morir” en nombre de las cuales se resigna el deseo del cuerpo físico. Según él, y esto es lo que nos atañe, el primero que experimenta es el cuerpo y gracias a ello los pensamientos y sentimientos sienten y piensan.

El sí-mismo dice al yo: «¡siente dolor aquí! » Y el yo sufre y
reflexiona sobre cómo dejar de sufrir – y justo para ello debe pensar.

Makaku, obviamente, lleva al extremo todo esto de experimentar cosas, matando y utilizando su cuerpo de gusano para robar otros cuerpos y experimentar aún más. De hecho, en un momento también menciona que “El intelecto no puede estar disociado del cuerpo que se posea”. Esto aplicado al personaje de Ido, y un poco retomando la idea de Nietzsche, nos muestra su aceptación a vivir y morir como humano y no trascendiendo como robot.

Dibujo

No soy muy bueno analizando este apartado, pero realmente quedé deslumbrado por las escenas de acción. Son fluidas y tienen alma, cada trazo transmite una emoción, y a veces el dibujo es tan fugaz que no te da respiro al meterte con vehemencia en la trama. El diseño de personajes y de fondos ha envejecido muy bien, tanto que ni se nota que es un manga de principios de los 90, está dibujado con tanto amor y con un detallismo que complementa con grandilocuencia a la historia y hasta por momentos llega a superarla, es un universo hermoso y del cual quiero descubrir mucho más a futuro.

Conclusiones

La verdad tengo mucho interés en ver el desarrollo de Gally, me parece una protagonista bien planteada y con la que se puede empatizar fácilmente. Además me gustaría que se ahonde un poco más en los tecnicismos que se mencionaron y que la terminología juegue un rol para los personajes, que no solo esté ahí y ya está. Yo creo que me va a sorprender, tengo grandes expectativas y muero de ganas por tener entre mis manos el siguiente tomo.

En definitiva, que nos leemos pronto.

Mata ne!

Un comentario Añadir valoración

  1. Lavos dice:

    Me parece una iniciativa interesante, pero solo he leído la introducción, yo quiero comprarme este manga y no quiero comerme tus espoilers.

    Pd: Bienvenido a la luz y los mangas físicos, muerte al lado oscuro de los scans

Deja tu comentario