Top 3 directores de series anime

Quizás os preguntéis porque este top solo es de directores de series anime y no de animación japonesa en general; esto es porque creo que la mayoría de personas conocemos y damos más reconocimiento a los directores que realizan películas animadas. Por ello con este artículo pretendo reivindicar a tres magníficos animadores (y en ocasiones guionistas) que se dedican casi en exclusiva a deleitarnos con originales series.

1. Shinnichiro Watanabe (24/05/1965)

Se caracteriza por su originalidad narrativa y estética al conseguir fusionar: géneros y estilos dispares (tanto cinematográficos como musicales); tradición y modernidad; cultura oriental y occidental. Una especie de Pastiche realizado de forma tan elegante y creativa que no desentona. Suya es la mítica “Cowboy Bebop”, serie anime de culto en la que mezcló con maestría: ciencia-ficción, western, noir y artes marciales; todo ello aderezado con música Blues y Jazz. También es el director de Samurai Champloo (reseñada aquí por mi), “Kids on the Slope”, “Space Dandy” y “Terror in Tokyo”; esta última al igual que “Kids on the Slope” todavía no las he visto, pero confío en que no cambiarán la posición de liderato que le he otorgado a Watanabe en este top; ya que me parece un autor muy completo y sus obras una delicia tanto a nivel visual como sensorial. Por último añadir, que también hace cortometrajes y mañana día 26 de Septiembre se estrena en Crunchyroll“Blade Runner: Black Out 2022”, el cual complementa a la esperada (al menos por mi) secuela de Villeneuve; ésta no es su primera colaboración con Hollywood, ya que realizó dos de los nueve cortometrajes que componen “Animatrix”.

2. Masaaki Yuasa (16/03/1965)

No realiza solo series, pero la mayoría de sus trabajos lo son. Su estilo expresionísta, underground de carácter experimental y el uso de las perspectivas forzadas en: “Kemonozume” y “The Tatami Galaxy”, me recordaba muchísimo a Taiyo Matsumoto (quien está en mi top de Mangakas); ya que al igual que éste, Yuasa desecha los convencionalismos narrativos y estéticos del manga-anime tradicional para crear algo diferente y fresco. Por ello no me sorprendió cuando en 2014 le encargaran a él adaptar el manga “Ping Pong” de Matsumoto; en mi opinión incluso superó a la obra original. Este autor dentro de su estilo particular tiene dos variantes gráficas: una adulta, estilizada y sucia, donde imperan líneas temblorosas pero punzantes (empleado en las obras mencionadas anteriormente) y otra un tanto infantil, con líneas redondeadas y no tan sucias (reflejado en “Kaiba”; aquí podéis ver un AMV realizado mi compañero Lecye), la cual gráficamente me recuerda a Osamu Tezuka y la primera época del manga moderno. También traspasó la frontera Japonesa: dirigió, guionizó y realizó el storyboards del capítulo Food Chain de “Hora de aventuras”; además, en 2018 estrenará la serie “DEVILMAN crybaby”, producida (entre otros) por Netflix y su propio estudio de animación: Science SARU.

3. Hiroyuki Imaishi (04/10/1971)

Sus series no destacan por el guion, pero su animación es excepcional. Su técnica de animación es apabullante y por ello a este director se le puede asociar siempre el termino Sakuga. Aunque Imaishi no se caracteriza por un dibujo muy detallado (más bien tiende al minimalismo), su estilo es barroco porque colma los planos con objetos, líneas cinéticas, explosiones… tanta información que puede apabullar, ya que sus animes son extremadamente dinámicos al pasar frenéticamente de una escena clave a otra; además lo hace usando menos frames de lo normal y con una fluidez envidiable.  Esto provoca que el espectador quiera parar el capítulo a cada rato o revisionarlo para así apreciar mejor todo lo que ocurre (aunque las secuencias intermedias son mucho menos detalladas). También se caracteriza por hacer que la cara u otra parte de los personajes este en primerísimo primer plano, mientras que el resto del cuerpo parece estar en la más absoluta lejanía, con lo cual crea una perspectiva extremadamente forzada que parece estirarlos. Su primera serie (“Tengen Toppa Gurren-Lagann”) al igual que la segunda (“Panty & Stocking with Garterbelt”), las realizaría para el conocido estudio Gaimax, pero en 2011 fundó su propio estudio: Trigger; donde ya hizo la polémica “Kill la Kill” y “Uchu Patrol Luluco”.

Por último añadiré (pero sin profundizar en ellos) otros tres directores muy interesantes, en orden de preferencia:

  • Yuzuru Tachikawa debutó en 2013 guionizando y animando un interesante mediometraje que posteriormente se transformaría en la magnífica serie “Death Parade”. El año pasado sorprendió a propios y extraños con la magistral “Mob Psycho 100” que adapta y mejora el manga homónimo de ONE (estoy deseando que la distribuyan en España…). Con tan solo dos serializaciones a sus espaldas, esta joven promesa parece que va a comerse el mundo ¡Quiero ver ya su siguiente trabajo!
  • Hiroshi Nagahama director de la excepcional y experimental Flowers of Evil (en mi opinión erróneamente e incomprensiblemente vapuleada por la crítica) o de la bellamente mágica: Mushi-shi; así como su continuación (“Mushi-shi: The Next Chapter”).
  • Kenji Nakamura director de la atrayente, barroca y psicodélica “Mononoke” (el spin-off de la serie “Ayakashi japanese classic horror”, no la película  Ghibli: “La princesa Mononoke”) y de “Kuchu Buranko”, entre otras.

P.D. Sé que mis otros rankings han sido de 5 autores u obras, pero esta semana he tenido poco tiempo libre y mucha pereza (jejeje), por lo que se ha quedado en un top 3…

¿Estáis de acuerdo con mi ranking? ¿Habríais mencionado algún otro director que no he puesto?

Deja tu comentario