RESEÑAS MANGA: La Princesa Caballero

Este manga me lo compré cuando Glénat pasó a ser EDT y tuvo que sacar a la venta packs baratos para deshacerse, en el menor tiempo posible, de todo el stock con el primer nombre. Gracias a ello, me compré por tan solo 10€ esta serie de tres tomos tan importante e influyente: “La Princesa Caballero” realizada por Osamu Tezuka, el dios del manga.

Con este manga decidí adentrarme por primera vez en el Shojo. ¿Por qué este manga? Pues porque está considerado el primer manga dirigido a chicas adolescentes, es decir, rompió tabúes comerciales y miles de niñas se pudieron adentrar por primera vez en el mundo de la historieta. Qué mejor forma de empezar que por el principio, la piedra angular que sentó las bases de un género con recursos gráficos tales como los ojos enormes y brillantes, o los fondos rebosantes de flores.

El dios del manga rompió muchos moldes con sus obras, pero ésta me parece bastante transgresora para la época en la que fue realizada (1953), no solo por la lucha contra el machismo de una princesa-heroína que se vale por sí misma y disfrazada de hombre lucha a capa y espada, sino que por la travesura de un angelote, nace con “dos corazones” uno de hombre y otro de mujer, creando una confusión de géneros con la que toca de manera sutil el tema de la transexualidad.

Por lo mencionado anteriormente, claramente no es una Princesa Disney, aunque bebe mucho de ellas (Influencia recíproca) como: “Blancanieves”, “Cenicienta” o “La bella durmiente”. Pero como el propio Tezuka dice en el epílogo: la localidad en la que nació, es famosa por el teatro Takarazuka que realizan en exclusiva mujeres, por lo que en homenaje a la nostalgia, se basó en esos dulces y elegantes musicales para las ropas de los personajes y los paisajes.

En el apartado gráfico, el trazo es: grueso, limpio y esquemático (aunque un tanto barroco). La obra tiene un estilo clásico e infantiloide, donde los personajes parecen muñecos y normalmente tienen algún rasgo característico gracioso. Constante siempre presente en la dilatada trayectoria de Tezuka y que tanto en este manga, como por ejemplo en “Astroboy”, acentúa aun más porque van dirigidos a un publico joven.

En definitiva, la princesa caballero es una obra que sentó cátedra, una clara y valiente (para la época) reivindicación de la mujer fuerte e independiente. Una historia en la que el amor tiene un gran peso, pero también tiene hueco para las aventuras, las conspiraciones y el humor absurdo.

 

Calificación:

  • GUIÓN             6,50
  • DIBUJO           6,00
  • ShojoNota media          6,25

P.D. Tezuka en 1963, cambió ligeramente el contenido de la obra, siendo lo más relevantes que: la dama Hell antes era un demonio llamado Mefisto y el pirata Blood no aparecía.

¿Estás de acuerdo con mi opinión? Deja la tuya en su ficha técnica.

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. ALICIA dice:

    Me parece genial que introduzcas este tipo de reseñas, porque aunque se trate de un manga antiguo nos permite saber cuándo empezó la lucha por la igualdad en los diferentes ámbitos.
    Solo por ese dato tengo ganas de leerlo =)

  2. Varín dice:

    Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado la reseña 😀

Deja tu comentario