¿Y si te enteras que tienes solo un año de vida? KYOU NO KIRA-KUN

Hola queridos lectores, soy bell y hoy les traigo una reseña de un live action que ha estado siendo bombardeado por los internautas y que de tanto estar viendo pequeñas escenas se me antojo verlo. Recién salidito del horno conversaremos de KYOU NO KIRA-KUN también conocido como CLOSE LOVE TO HEAVEN, la manga apenas lleva 5 años de antigüedad y la película fue estrenada en febrero de este año.

KYOU NO KIRA-KUN es un manga Japonés del genero shojo escrito e ilustrado por Rin Mikimoto, consta de nueve volúmenes, el primer tomo se publicó el 13 de enero del 2012 y finalizo dos años después, publicado por la editorial “Kodansha Ltd.” El número de agosto de la revista “Bessatsu Friend”  (también publicada por Kodansha) anuncio la ansiada noticia de llevar a la realidad a “kyou No kira-Kun” así como lo había hecho anteriormente con “Kurosaki-Kun no linari ni Nante Naranai”.

Close Love to Heaven como es llamado en el occidente, cuenta la historia de Ninon y Yuiji, aunque gira entorno a Ninon el desarrollo de la historia va dando paso a la relación entre estos dos personajes. Ninon Okamura es una chica introvertida debido a las malas experiencias que ha tenido en la escuela, no tiene amigos y con las únicas personas que habla son con sus padres y “sensein”, un pequeño loro que es su mejor amigo y maestro consejero. Okamura siente un gran cariño y afición por las aves, y otros animales sabiendo todo acerca de ellos, siempre lleva el fleco largo hasta taparle sus lindos ojos (dicho por Yuiji) lo que pocos saben es el motivo de porque lo lleva así, debido a las malas experiencias que ha tenido el fleco largo es una manera de protegerse de los demás evitando el contacto visual.

Al toparse Yuiji con Ninon nos percatamos que es el tipo de chico que odia las injusticias cuando alguien se aprovecha de una persona débil y más cuando es una chica. Yuiji Kira es el compañero de clase de Ninon pero nunca se han hablado, aunque el observa desde lejos los movimientos de nuestra protagonista. Kira es descrito como un chico tanto problemático, desinteresado y “mujeriego” (ya que ha salido con varias chicas) pero todo eso se va desvaneciendo cuando se entera que solo le queda un año de vida. A medida que las escenas van pasando nos muestra una retrospectiva de lo que era antes de la enfermedad y como es durante de ella, y el hecho de que no quiere morir. Con la ayuda de Okamura va descubriendo la felicidad y que ella no está sola haciendo una promesa de que siempre estarán juntos.

Mientras la historia sigue avanzando nos muestra como Nino va influyendo en la vida de Yuiji y sus amigos, Rei y Yabe, mostrándonos la verdadera personalidad de nuestro protagonista principal, haciéndolo dar cuenta a que personas a herido por su actitud de no querer afrontar su enfermedad y como ayudado a Yabe y a Nino en tener confianza en sí mismos. Aunque al principio Rei puede ser algo prepotente y sínica con la protagonista, lo hace porque lo único que quiere es proteger a Yuiji por lo enfermo que esta y de que Nino no sea lo suficiente mentalmente fuerte como para enfrentar la situación, al mismo tiempo fue un shock para Yuba porque desconocía de la enfermedad de su amigo. Aunque los padres de Okamura están felices porque su hija tiene amigos, es feliz y aumentado su confianza al haber cortado su fleco, están preocupados por la relación que existe entre nuestros protagonistas, porque a medida que avance va a ser más difícil superar la perdida de Yuiji para Nino.

Así hasta llegar el desenlacé Yuiji se da cuenta que quiere más tiempo, que necesita más tiempo, el año se está acabando y no puede dejar sola a la chica de quien se enamoró, a la cual le hizo una promesa, Nino tampoco quiere que acabe así, a pesar que su padre no lo apruebe ellos deberán volverse a ver una vez más para que ambos tomen una decisión, junto la ayuda de Yabe y Rei encontraran la manera de reencontrarse.

Aunque al principio las escenas empiezas siendo planas y llenas de acciones clichés, los personajes van pasando por una transición debido a las historia que tienen cada uno de ellos, el director de la película, Kawamura, supo darle ese toque de complejidad a los protagonistas haciéndolos trascender en cada una de sus escenas, las cuales me han sacado risas, llantos, sorpresas, iras de todo. Abarca muy bien los temas que refleja la pelicula y sin duda lo importante que es el amor y la amistad, los sentimientos más fuertes que todo lo pueden.

KYOU NO KIRA-KUN nos mostró un sinfín de personalidades que vemos a diario, la personalidad introvertida de Ninon debido al bullying, la felicidad que refleja la mama de Ninon para que ella siempre este bien, la actitud protectora de su padre para que nadie la vuelta a lastimar, la fachada de chico rebelde de Yuiji, la personalidad antipática de Rei, la confianza que desarrollo Yuba gracias a Yuiji entre otras. Aunque de vez en cuando parecía que la historia iba a caer en momentos predecibles, fueron muy bien manejados llevándonos a momentos que no nos los esperábamos.

Sin duda Kawamura con la ayuda de Nakawa y Mikimoto hicieron que una película del genero shoujo escolar trascendiera y no se encasillara solamente a momentos clichés, ni planos, los personajes fueron muy bien elaborados, la historia se contó sin vacíos aún no he leído él manga  pero si esta historia no tuviera algo que la respaldara como lo es el manga, sería una historia muy bien contada ya que no te quedas con ese vacío de “quiero saber que más paso”.

Bueno espero que la entrada de hoy haya sido de su agrado y si llegan a ver la película, les deje un buen sabor en la boca como me lo dejo a mí.

Un minuto, un segundo

“Estaré junto a ti los 365 días”

Bye, Gracias por leer!! :3

Pd. Les debo la canción que es simplemente hermosa, maldigan a YouTube jaja.

Deja tu comentario